Rafael Hoteles

lunes, noviembre 03, 2008

Juan Pablo Carrizo



En estos días locos en los que Maradona cumplió años habiendo sido nombrado recientemente seleccionador argentino, con un Hoffenheim que no cede en la sorprendente y siempre magnífica Bundesliga, donde el Bayer es segundo y con una Copa del Rey en España, que nos deja una goleada del Poli Ejido al todopoderoso Villarreal, me gustaría destacar a Juan Pablo Carrizo.

Tras unas buenas temporadas en River Plate, se ganó por derecho propio su pase a Europa, más concretamente a la Lazio italiana. En Argentina también suponía el relevo generacional del Pato Abbondanzieri o Leo Franco y, actualmente, se encuentra muy por delante del lesionado Ustari, que tan ingratas sensaciones ha dejado en Getafe hasta el momento. A sus 24 años, Carrizo, ya es un portero con notable experiencia y, desde 2001, pertenecía a la primera plantilla de los millonarios.

El verano de 2007 se concretó su fichaje por el club que preside Claudio Lotito, pero los problemas con el pasaporte hicieron que tuviera que aguantar en Argentina un año más. Pero eso no dificultó su llegada a Italia porque el año pasado, Dellio Rossi, tuvo que tirar primero del jovencísimo Muslera y, más tarde, del veteranísimo Marco Ballotta.
Esta temporada está siendo un aporte muy importante a los Foggia, Inzaghi o Goran Pandev, para tener el equipo en quinta posición, situado a tan solo 3 puntos del Milan, el nuevo lider de la Serie A.

Hablar de Carrizo significa hablar de futuro, porque en Europa empieza a hacerse un hueco poco a poco, e incluso podría salir a un equipo de la talla del Milan, necesitado de porteros urgentemente. Además, en Argentina no se discute su titularidad en la albiceleste.

Con 1,87 , este portero no tiene muchas dificultades por arriba, puesto que se impone con cierta facilidad en los balones aéreos. y, como todo portero argentino, aguanta bien los uno contra uno. Tiene reflejos, sabe organizar bien el equipo, es agil a la hora de reaccionar ante los disparos y tiene carácter. Por último, cabe destacar su buen juego con los pies, es espectacular y en más de una ocasión se atreve a regatear a los rivales.
Su defecto más a la vista lo encontramos a la hora de blocar los balones, ya que tiene la costumbre de dejarla muerta y es algo muy peligroso. No obstante, en Italia confían en terminar de pulir a Juan Pablo para convertirse en uno de los referentes de la liga italiana.

3 comentarios:

KCO dijo...

Es muy buen portero. Entre él y Ustari está el futuro de la selección albiceleste, pero parte con ventaja por la experiencia que está cogiendo en el Lazio, cosa que no está haciendo Ustari en el Getafe, y ahora aún menos con su lesión.

Un saludo

KCO
A KEEPER'S VIEW - El blog de un portero de fútbol

Navedo dijo...

Me parece increíble lo mucho que sabeis sobre porteros, tanto tú como Kco.

Seguid así ;)

Un saludo!!

El fútbol es injusto

Juan dijo...

Un gran portero. Yo pienso que la portería de la selección argentina está en sus manos y en las de Ustari.

Un saludo.
El marcador deportivo